El castrobuco

Los rabolucionarios también deben andar a la moda, y como no hay nada más de moda, hoy mañana y siempre, que el Socialismo, la moda es un campo de batalla del socialismo.

Pero aquí se practica la moda socialista (¡que nadie se confunda!), no es como la burguesa, excéntrica, capitalística, centrista y superficial. La moda socialista se rige bajo un pilar esencial; como la Rabolución, como el Socialismo, como el glorioso partido, es una sola. Una moda única, porque todos somos uno: Fidel.

En este día, nosotros reafirmamos la moda, porque la Rabolución tiene que tener glamour, que después los imperialistas se llenan la boca diciendo por ahí que somos unos cheos, y eso no se lo vamos a permitir.

La moda para nosotros no es un acto performático burgués imperialista. Por el contrario, con ella reafirmamos todo lo que hay que reafirmar en una reafirmación. Mañana nos podrán acusar de muchas cosas, pero nunca de negar la moda, el glamour, el voltaje. Nosotros lo que necesitamos es el voltaje rabolucionario.

Y claro, esta no es la moda que los compañeros imperialistas y lacayos, y cipayos y otros ayos quieren, sino la nuestra, la cubana, martiana, guevariana, chavista, sandinista, bolivariana, camiliana, maceista, fidelista, aldamista y hasta quesadista.

Y no la vamos a cuestionar: es irreversible (o sea, no se puede lavar bien por dentro), es inmor(t)al. Porque puede que un día estemos cheos por determinado error, porque la Rabolución también comete errores, pero es nuestra moda.

Por eso, compañeros, decidimos, desde la moda rabolucionaria, homenajear a todo lo que debe ser homenajeado en un homenaje. Escogemos esta fecha, en saludo a que se superó en media unidad la producción de huevos de igual periodo de 1814 y al nuevo récord de eliminación de cultivos subversivos (porque la Rabolución rima con to), con el objetivo de que las palabras del pueblo sean resguardadas del daño que ocasionan los oídos provocadores, deseosos de que nuestras bocas rabolucionarias digan cosas que el propio pueblo no quiere decir (y sabemos que no lo quiere decir porque en el noticiero lo dejan claro), y como demostración del amor de la Rabolución a la moda socialista y su pueblo, para ofrecer este modelo de castrobuco, porque cerrar la boca es cuidar la Rabolución. Cómpralo ya, y financia la supervivencia de la vanguardia rabolucionaria.

Imagen: Remy

También puede interesar

2 comentarios en «0»

Deja un comentario

Mi último cuaderno

Estoy intentando acompañar los textos solo con fotos mías. Poco a poco

Si deseas recibir mis textos en tu correo, puedes suscribirte aquí

Únete a otros 3.838 suscriptores

Estadísticas del sitio

  • 18.426 visitas

Support This Site

If you like what I do please support me on Ko-fi

Mi podcast