¿Por qué los precios de las divisas demoraron una semana en dispararse?

Fotografía: Miguel Alejandro Hayes

El 3 de agosto Alejandro Gil anunció en la Mesa Redonda que el Estado (Gobierno más bien) compraría, a partir del día siguiente, el USD a 110 y el euro a 119.

Ese mismo día, en un space organizado por El Toque comenté que los nuevos precios comenzarían a subir tomando como base los 130 pesos. Es decir, que con esta medida, el mínimo al que podría situarse la divisa era, aproximadamente, a esos 130 CUP.

Fuente: El Toque

Luego de una semana, esos parecen ser los precios que registra El Toque (hasta ahora, el sistema de registro de mercado informal más serio en Cuba). Sin embargo, destaca que el alza de los precios de la divisa no ha sucedido tan rápido ni con grandes saltos.

Apenas unas horas después del anuncio de la medida, en redes sociales se comenzaron a registrar las primeras ofertas de divisas en montos superiores a los 130 CUP. Pero, en menos de 48 horas, ocurrió el desastre en Matanzas que mantuvo al país en alerta. El mercado informal estuvo en calma, y así lo pude notar en la inactividad de personas que suelen dedicarse a ejercer como especie de casas de cambio. Quizá eso explica que haya tardado una semana la subida del precio hasta los 130. En pocas palabras, la incertidumbre, tan propia de la economía cubana, condicionó el lento aumento de los precios.

A lo que se le añade que, en los últimos meses, el gobierno había hablado, al menos dos veces, de medidas en el mercado cambiario ( vender MLC y crear un mercado de divisas) que tuvieron impacto medianamente significativo en las tasas de cambio. Una respuesta nada sorprendente de los agentes económicos ante la última medida anunciada por Gil, fue esperar un poco para ver el acomodamiento del Mercado informal.

Ahora solo queda que siga subiendo.

La lógica del precio de la divisa

¿Por qué 130 es aproximadamente un precio mínimo posible y razonable? Tal y como anticipé en un texto publicado en El Toque, como también mencioné en entrevista concedida a Las cosas como son, de Radio Martí y como abordo un poco más ampliamente en un texto pendiente de publicación, la medida está dirigida a que el gobierno recaude, sobre todo, el efectivo asociado al turismo que queda en manos de taxistas, arrendadores, restaurantes y negocios privados.

Antes de la medida, según he podido observar, la función de CADECA recaía, sobre todo, en manos de los caseros. Un margen de un casero estaba, más o menos, entre 10 y 20 CUP por cada dólar.

De ahí que sea de esperase que, ante los 110 y 119 que ofrece el gobierno por las diversas, los caseros hagan competencia a CADECA y establecimientos estatales (intentando comprarle la divisa a los turistas al mismo precio un Algun que otro CUP por encima), para luego mantener márgenes más o menos a los que están acostumbrados y que sirven para generar ingresos acordes a los altos precios imperantes en la economía de Cuba.

Conclusión: comprarle al turista el euro a 120 (como ya están haciendo los caseros) y que termine a 130 resulta un acomodamiento bastante lógico, al igual que comprar el USD a 110, 112, hasta 115 y venderlo cercano a 130. Por su parte, la brecha entre los márgenes de ganancia de compra-venta del euro y el dólar se pueden explicar por la actual relación internacional de esas divisas ( la cual desfavorece a los remesadores cubanos que viven en Cuba) y que el USD tiene más demanda.

Finalmente, los precios van a seguir subiendo, pero parece ser claro por dónde ubicar sus límites inferiores, al menos los asociados a la competencia privados vs Estado (porque existen otros factores negativos de riesgo como la reducción de circulante de divisas en efectivo).

Un comentario en «0»

Deja un comentario

Mi último cuaderno

Estoy intentando acompañar los textos solo con fotos mías. Poco a poco

Si deseas recibir mis textos en tu correo, puedes suscribirte aquí

Únete a otros 3.838 suscriptores

Estadísticas del sitio

  • 18.426 visitas

Support This Site

If you like what I do please support me on Ko-fi

Mi podcast