El tránsito de los cambios cuantitativos a cualitativos, ¿una ley?

El tránsito de los cambios cuantitativos a cualitativos, ¿una ley?

La ley de tránsitos cuantitativos a cualitativos es la segunda ley de la dialéctica[1] que proclama Engels[2]. Su campo de acción no es solo en el mundo de las ideas, sino que es una ley de la naturaleza, según el autor. El marxismo derivado de la obra del pensador alemán la da como universal (y un poco más).

En esencia, la conocida ley declara que los cambios cuantitativos, acumulados, generan cambios cualitativos[3], en una especie de salto[4]. En pocas palabras, la cantidad acumulada cambia la cualidad.

Suena bien, pero no.

1. Esta ley quiere decir que cualquier ente, vivo o no vivo, acumulando cambios cuantitativos, llegará al punto de cambiar su cualidad.

Dado que es una ley con carácter mega universal (ley de la naturaleza), debe cumplirse en todo. Si un zapato crece indefinidamente, se convierte en… ¿bota? No. Si un tigre crece indefinidamente, se convierte en… ¿rinoceronte?¿león? No.

En ambos casos solo será el mismo ente (zapato, tigre), lo suficientemente grande como para que resalte su cualidad, pero su esencialidad (bota, tigre) estará ahí.

Luego, esta ley de la naturaleza, que sirve a veces sí, a veces no, no debe ser tal ley. Las leyes deben cumplirse siempre en su dominio definido. Eso no merece mucha explicación.

2. Para que los cambios cuantitativos se puedan acumular y generar un cambio (en el mismo sentido) perceptible, debe haber, inevitablemente, un todo orgánico. Un todo orgánico[5] es un todo en automovimiento, donde todas las partes[6] están interconectadas, y donde en cada identidad de un proceso se dan todos los demás (procesos) a la vez. Además, los todos orgánicos realizan su automovimiento por fuerzas internas y son optimizables. En pocas palabras, a un todo fragmentado, le puede crecer una parte indefinidamente, que no va a haber tal cambio.

Un buen ejemplo son los países subdesarrollados. Estos se caracterizan, estructuralmente, por deformaciones de este orden. Justamente, su desconexión interna genera que crecimientos en un sector (teóricamente con efecto de multiplicación económica), no termine por generar el crecimiento en los demás y el cambio cualitativo.

3. Los crecimientos de un todo siempre implican el crecimiento de, al menos, una de sus partes. En cambio, el crecimiento de una de las partes de un todo no implica el crecimiento de este, en especial, en todos no orgánicos. Las funciones matemáticas a partir de curvas de nivel fijando una variable[7] lo ilustran. Así, por ejemplo, el crecimiento de la producción de helados puede ocasionar la reducción de la venta de leche al consumidor (por tanto, de su consumo), si no aumenta la producción de leche. Así, el crecimiento en una parte, fue la reducción de otra (esencial en este caso, como lo es el consumo privado).

Luego, desde el uso de la ley, no se puede llegar a esas abstracciones, y por tanto, a la comprensión de un fenómeno.

4. Dada la desconexión en todos no orgánicos, o sistemas no orgánicos, el crecimiento de la cantidad no traerá necesariamente el cambio de cualidad (en la misma dirección) perceptible, incluso, puede darse lo inverso. El crecimiento de los servicios no básicos en una economía puede generar presiones inflacionarias[8], por ejemplo. Por tanto, este crecimiento puede traer un “retroceso” en vez de un crecimiento del todo (entendido como algo favorable), es decir, el cambio cualitativo será en sentido inverso.

5. Existe una distinción entre los distintos tipos de cambios cuantitativos. No son homogéneos. Es decir, hay que establecer la distinción entre si son una parte, u otra, del todo. Siguiendo el ejemplo de la economía, no es lo mismo un crecimiento de la cantidad de servicios, que de producción agrícola; pero esta ley, si tomara la economía de un espacio determinado como un todo, no establece la distinción. En última instancia, la complejidad estructural interna de los fenómenos queda fuera de su reflexión.

5. Lo cuantitativo y lo cualitativo son inseparables[9]. La cantidad es el ser puesto frente a sí mismo[10], convertido en su medida[11] y a través de esta, es decir, es la cualidad en un momento dado, convertida en la medida (unidad de comparación).

Por ejemplo, lo que entendemos como kilogramo, está basado en la equivalencia respecto a un cuerpo cilíndrico de platino-iridio, guardado la Oficina Internacional de Pesos y Medidas en Sèvres, cerca de París[12]. Lo que pese lo mismo que eso, es un kilogramo. La cantidad de subdivisiones en partes iguales, y sus combinaciones gracias al lenguaje de la aritmética, hace las diferentes medidas.

El kilogramo original de Sèvres BIMP

El kilogramo es, por tanto, la cualidad masa de ese objeto archivado tomado como medida. Dos kilos son dos veces la cualidad masa de ese objeto. Medio kilo, la división en dos partes iguales y seleccionando una, de la cualidad masa de ese objeto.

Luego, siempre lo cuantitativo es el uso aritmético[13] en una cualidad (a partir de su medida), o sea, la cualidad (propia o externa) potenciada o en subdivisiones, o combinaciones de estas. El cambio de cantidad, por ende, es un cambio de la cualidad.  Se trata del crecimiento cuantitativo de la cualidad.

6. La relación que quiere plantear la ley en cuestión es la de crecimiento. Se trata de la relación entre el crecimiento cuantitativo (aumento de la cualidad del ente referencial, tomado como medida), con el crecimiento cualitativo. En cambio, el crecimiento cualitativo no necesita siempre el crecimiento cuantitativo[14].

7. La cualidad de la que habla dicha ley es la “esencia”. Para que cambie la esencia de un fenómeno (todo orgánico, ya que es el único tipo de proceso que puede cambiar en su propio movimiento, es decir, por el cúmulo de cambios internos asociados a su movimiento orgánico) deben darse también crecimientos cualitativos.

8. A la par que se va transformando en un todo orgánico la cantidad de la cualidad, esta última también se va modificando, por tanto “creciendo”. El “crecimiento” de la cualidad consiste en su complejidad y su perfeccionamiento[15], es decir, en la aparición de nuevas cualidades que permitan la superación (eliminación, en el sentido hegeliano) de esta. Así, por ejemplo, según Marx, la obtención de plusvalor se hace de manera orgánica, a partir de cambios cualitativos (productividad) del proceso de producción[16].

9. La esencia no es la única cualidad de un todo. Existen infinidad de cualidades de un sistema, con un mayor o menor grado de esencialidad. Estas últimas, solo son posibles por la manera de interactuar las cualidades del todo entre ellas, y el automovimiento de cada una.  La cuestión obviada en el uso de la ley es cuánto cambia la cualidad en sí, en cada cambio que se realiza en la cantidad de la cualidad.

Sin embargo, el cambio de la cualidad en sí lo es también de la medida construida (como se mencionó antes). Luego, la evaluación de los cambios de la cantidad de la cualidad puede afectarse al no tener en cuenta que la unidad de medida cambia. El mejor ejemplo de este hecho es lo que ocurre al ir de la mecánica clásica a la relatividad, donde el tiempo cambia su cualidad[17] (transcurre siempre de manera constante, según la Mecánica Clásica[18]).

10. Si lo que se observa es el cambio de la cualidad esencial en el todo, habría que preguntarse si la relación resultante de los cambios en la cantidad de la cualidad y de la cualidad en sí, generan un cambio en la esencialidad identificada.

11. Los todos orgánicos y los no orgánicos no son lo mismo. Como se expuso en estos puntos, no reaccionan igual ante variaciones de cantidad. Luego, la ley en cuestión desconoce esa distinción.

12. La ley atribuye, su noción de cualidad y de cantidad, como algo inherente al objeto de observación (recuérdese que es una ley de la naturaleza). Al menos, así ha derivado su uso.

13. La cualidad y la cantidad son construcciones reflexivas que hace el ser humano a partir de la tradición teórica en la que se insertan sus categorías, las herramientas con las que cuenta, y la observación específica que puede hacer del objeto de estudio. Delimitar qué es lo esencial y la cualidad es un ejercicio arbitrario, siempre que no aclare su referencialidad (las antes mencionadas), dado que resultan inherentes al objeto.

En otras palabras, dar una teoría como la verdadera y absoluta, es decir que existe un único camino, por tanto, al objeto le pertenece su propia lógica. O sea, la lógica y la teoría existen más allá del pensamiento.

14. Darle existencia al lenguaje, es decir, que la naturaleza tenga su propia dialéctica, además de condenar al hombre en su ejercicio científico a ser un mero lector de la naturaleza (entendida en su sentido más amplio), es un regreso claro a la metafísica, tan cuestionada y nombrada como referencia negativa desde la autoproclamada dialéctica marxista. Darle presencia, o existencia al lenguaje (más allá de las representaciones a las que sirve) es justo de lo que se desmarca la dialéctica moderna (Hegel). Esta es una crítica retomada por el posestructuralismo, y rebautizada como metafísica de la presencia[19].

15. La ley está sujeta a los sesgos de confirmación propios de cualquier empirismo decimonónico. Basta que la observación desde la cual se haya advertido el cambio “esencial” haya sido en un momento transitorio, o parte de un ciclo, para que se declare un cambio esencial. Un buen ejemplo es cuando, en pleno proceso, se declara revolución a una revuelta sin cambio alguno.

La ley queda atrapada en el criterio empirista simplificado de que el pasado cuenta (el momento justo antes del corte teórico, donde se recoge el cúmulo del intervalo seleccionado para la observación teórica). Así, ante el criterio del pavo inductivista de Russell[20], esta ley queda desarmada. No importa que siempre haya ocurrido lo mismo, porque eso no garantiza que de pronto no ocurra un cambio “estructural”, desde la óptica del observador. Lo que queda fuera de la ley.

16. Toda teoría es parte de alguna tradición teórica. Las categorías, la lógica de desarrollo de estas, la epistemología, siempre se insertan en una tradición teórica, en última instancia, paradigmas[21]. Los paradigmas, además, tienen determinados momentos de estancamiento o de, simplemente, límites teóricos (la mecánica clásica no es válida en contextos de velocidades cercanas a la de la luz, por ejemplo, como cosmovisión). Al dar esta ley como universal, y no como un lenguaje que puede explicar fenómenos a determinado nivel de profundidad y desde determinada tradición, también se niega esta dimensión ( de referencialidad y paradigmas) de la historia y el estudio de la teoría.

Todos estos sesgos al hacer ciencia, asociados al desarrollo y la capacidad explicativa de la teoría que se posee, además del uso que haga de esta observador investigador, quedan fuera del reino de la ley en cuestión.


[1] https://www.eumed.net/libros-gratis/2013/1252/leyes-dialectica-materialista.html.

[2] http://archivo.juventudes.org/textos/Friedrich%20Engels/Dialectica%20de%20la%20Naturaleza.pdf. (pág 41 del documento)

[3] https://www.eumed.net/libros-gratis/2013/1252/leyes-dialectica-materialista.html

[4] https://www.filosofia.org/enc/ros/true.htm

[5] https://www.desdetutrinchera.com/economia-politica/produccion-distribucion-cambio-consumo-marx/.

[6] La noción de parte en la dialéctica hegeliana resulta diferente al uso común del término. Suele emplearse como un momento lógico de un todo, como una especie de inferencia lógica del todo, y no como parte autónoma. Es parte porque hay un todo.

[7] https://sites.google.com/site/calculovectorial001/segundo-parcial/curvas-de-nivel. Al fijar un valor numérico y, dada una determinada relación estructural entre otras dos variables, el aumento de una de estas será la reducción de la otra, al ritmo que índice la propia estructura que las relaciona.

[8] https://www.redalyc.org/pdf/4259/425942413004.pdf (pág. 82)

[9] Esta idea puede aparecer en diversos autores, sin embargo, la aplicación de dicha ley se caracteriza por su separación. Por tanto, su inseparabilidad es solo una declaración formal en el uso común de dicha ley.

[10] Para Hegel: “el ser determinado en el cual están contenidos tanto la nada como el ser, es él mismo la medida respecto a la unilateralidad de la cualidad en tanto determinación sólo inmediata o existente.” Ver ciencia de la lógica.

[11] Para Hegel: “La medida es una relación, pero no la relación en general, sino la relación determinada, entre la cualidad y la cantidad.” . Ver Ciencia de la lógica.

[12] Young, H., Freedman, R. A., & Ford, A. L. (2009). Física Universitaria (Vol. I). (R. Fuerte Rivera, Ed.) México: Pearson Educación. Pág. 5.

[13] https://hayesmartinez.trincheracuba.com/el-problema-monetario-i/

[14] https://hayesmartinez.trincheracuba.com/crecimiento-economico/

[15] https://hayesmartinez.trincheracuba.com/desarrollo-y-crecimiento/

[16] Según se expone en El Capital, el método “natural” de obtención de plusvalor es el de plusvalor relativo. Este resulta de la búsqueda de constantes adelantos para la productividad del trabajo, es decir, de cambios cualitativos en la producción.

[17] “En mecánica relativista la medida del transcurso del tiempo depende del sistema de referencia donde esté situado el observador y de su estado de movimiento, es decir, diferentes observadores miden diferentes tiempos transcurridos entre dos eventos causalmente conectados. Ver https://es.wikipedia.org/wiki/Tiempo

[18] https://es.wikipedia.org/wiki/Tiempo

[19] Ver: “El fin del libro y el comienzo de la escritura”, de Jacques Derrida

[20]https://filosofiadigitalblog.wordpress.com/2017/07/30/el-pavo-inductivista-de-russell-actividad/

[21] Ver: “La estructura de las revoluciones científicas”, de Tomás Kuhn.

ley de tránsitos cuantitativos a cualitativos. ley de tránsitos cuantitativos a cualitativos. ley de tránsitos cuantitativos a cualitativos. ley de tránsitos cuantitativos a cualitativos.ley de tránsitos cuantitativos a cualitativos . ley de tránsitos cuantitativos a cualitativos

Un comentario en «0»

Deja un comentario

Mi último cuaderno

Estoy intentando acompañar los textos solo con fotos mías. Poco a poco

Si deseas recibir mis textos en tu correo, puedes suscribirte aquí

Únete a otros 3.838 suscriptores

Estadísticas del sitio

  • 18.743 visitas

Support This Site

If you like what I do please support me on Ko-fi

Mi podcast